Pampa Hermosa, Junín

En medio de un paisaje adornado por profundos cañones, riachuelos de agua cristalina y cascadas eternas, se encuentran los últimos bosques naturales del río Ulcumayo. Un paraíso en la selva de montaña para el amante de la naturaleza y la aventura, creado para el disfrute y la contemplación, el aprendizaje y el respeto a la vida.

Pampa Hermosa Lodge se encuentra situado en lo que los expertos llaman una zona de amortiguamiento. Esto, en cristiano, significa que sus terrenos colindan con una reserva natural, y que están permitidas en su interior todas aquellas actividades que no atenten contra el equilibrio del entorno.

En sus bosques encuentran refugio grandes nogales, congonas, matapalos, palmeras de muchas variedades y hasta helechos gigantes de origen prehistórico. En suma, un paraíso vegetal que nos presta su sombra para disfrutar de una experiencia inolvidable. Pero las estrellas son aquí los enormes cedros que crecen majestuosos en la zona alta de la reserva, en la denominada Pampa Hermosa.

Uno de ellos llama poderosamente la atención de los visitantes. Se trata de El Abuelo, el más ilustre habitante de estas selvas de montaña. Con cerca de 40 metros de altura y más de seis siglos de edad, es considerado el más grande de Latinoamérica. Su tronco y grandes raíces tipo aletas son tan anchas que necesitan de 16 personas tomadas de las manos para poder rodearlas.

Pampa Hermosa es, ante todo, un santuario para las aves. Entre sus ramas cubiertas de musgo pululan decenas de especies de tangaras, paucares, colibríes y atrapamoscas. Pero una de ellas atrae sobremanera a los visitantes. Se trata del gallito de las rocas (Rupicola peruviana), un cotinga de brillante plumaje color carmín famoso or las complicadas danzas que –para atraer a las hembras– efectúan sus machos. Este grandioso espectáculo se produce a sólo veinte minutos de caminata del albergue y puede ser observado diariamente entre las 3 y las 5 de la tarde, aunque si tiene suerte podrá verlos pasar volando justo delante de su habitación.

Pampa Hermosa Lodge es un hotel ecológico que proporciona a sus huéspedes la sensación de estar alojados en un auténtico ambiente selvático, pero con los servicios esenciales para una estancia cómoda e inolvidable. Cuenta con once hermosas cabañas dotadas de una cama matrimonial, camas camarote y dos camas simples en un altillo (construido al estilo asháninka). Algunas de ellas tienen mayor capacidad y son ideales para familias completas. Las cabañas han sido construidas con materiales de la zona y dotadas de baños modernos, agua caliente, electricidad y protección frente a los insectos. El bar comedor ofrece un variado menú de bebidas y comida local no depredatoria, es decir, que protege la fauna evitando su caza. La Reserva de Nueva Italia es un santuario vegetal y animal que Pampa Hermosa Lodge contribuye a preservar.

Los propietarios del lodge son los esposos Alejandro Signori Bazo y Carmen Pastorelli de Signori, ambos descendientes de los primeros colonos italianos que llegaron al valle de Chanchamayo. Ellos decidieron regresar a sus raíces y retomar el esfuerzo de sus antepasados, pero orientándolo al turismo ecológico y de aventura.

El clima es aquí templado y agradable durante todo el año. Durante el verano o temporada de lluvias (diciembre a abril) la temperatura es cálida, pero nunca supera los 30 ºC. Las noches son frescas, pero se mantiene alrededor de los 15 ºC durante. A partir de abril y hasta el mes de diciembre las temperaturas diurnas se atenúan a un máximo de 28 ºC y no descienden más allá de los 11 ºC por la noche.

La llegada

Si usted ha llegado al mediodía, lo recomendable –luego de un reparador descanso– es emprender una caminata corta de media hora para ubicarse en el lugar. En ella podrá conocer el Puente Chávez y apreciar la vegetación tropical, el cruce de riachuelos, el río Ulcumayo, observar algunas bandadas mixtas de aves y descubrir formaciones pétreas milenarias, visitar el Pozo del Cañón y finalmente, la catarata Puente Chávez-Yacu, con tres caídas de agua y una poza transparente (si lo desea, un chapuzón es bienvenido). De regreso a las cabañas, se podrá observar las maravillosas danzas rituales de los gallitos de las rocas. No olvide sus binoculares.

El país de las cascadas

Partiendo por la mañana, a menos de cinco minutos de caminata, lo impresionarán los 30 m de altura de las dos caídas de agua clara de la catarata Azul Yacu (‘agua azul’). Su nombre se debe a las paredes de roca viva de color azulado que se reflejan en las aguas. Imposible no fotografiar semejante belleza.

Un espectáculo mágico con el sabor de lo intocado lo aguarda enseguida. Se trata la Huillca Yacu (‘catarata sagrada’), con sus más de de 40 m. de caída. Este regalo de la naturaleza semeja la bóveda de una inmensa catedral, por donde se precipita el agua a través de una luz misteriosa que penetra desde lo alto de un acantilado de roca viva. La cascada se encuentra a media hora de camino de las cabañas y se recomienda usar un impermeable.

Para terminar con el paseo del día, dependiendo de la hora y la capacidad física, se puede tomar un refrigerio para terminar con un almuerzo tardío a las 4 pm en el lodge. La otra alternativa es regresar a las instalaciones, almorzar y salir nuevamente, para retornar aproximadamente a las 5:30 p.m. El día llega a su fin con toda la belleza que nos regala Anden Yacu. Como su nombre quechua lo indica, es una catarata de 60 m de caída dividida en siete andenes o terrazas y que puede ser escalada por aquellas personas que gusten de este deporte de aventura. Dicen que un chapuzón en sus frías aguas renueva el espíritu y otorga energías positivas. Aquellos que no deseen realizar la caminata de la tarde, pueden disfrutar de un baño en la playa del río (a escasos metros del lodge).

Reserva de Pampa Hermosa

Usted ya entrenó sus piernas durante los dos primeros días, por lo que estará listo para la visita al Bosque Encantado. Una hora y media de ascenso (o dos y media para los inexpertos) le permitirá ascender 400 m a través de un sendero accidentado hasta llegar a una meseta de más de 11.000 hectáreas de bosque en muy buen estado de conservación. Con la ayuda de guías calificados (recomendamos a don Urbano), recorrerá una área aproximada de 4 hectáreas, suficientes para disfrutar de un contacto cercano con algunos de los más singulares habitantes de este mundo que parece sacado de una película de ficción: matapalos que asfixian a sus hospederos luego de un abrazo mortal que dura varios años; orquídeas de colores y formas alucinantes –algunas de las cuales no han sido todavía catalogadas por la ciencia–, exóticas heliconias, helechos arborescentes, palmas reales y mucho más. En el lugar han sido registradas más de 280 especies diferentes de plantas por hectárea… un paraíso vegetal difícil de hallar tan cerca de la ocupación humana. Si tiene suerte, el avistaje de las escurridizas ardillas, alguna tropa de monos o del elusivo venado colorado pondrán la ‘cereza’ al pastel.

Los gigantescos cedros (Cedrela odorata) de Pampa Hermosa representan un banco genético vivo de enorme importancia para la zona, frente a la voraz depredación de los bosque amazónicos. Los preside “El Abuelo”, un centenario árbol que medía el tamaño de un edificio de cuatro pisos cuando los españoles llegaron al Perú.

Descanso y contemplación

Es su último día en el paraíso, así que queda con total libertad para tumbarse a escuchar los cantos de la selva, disfrutar de un humeante café chanchamayino a la sombra de los árboles o volver a recorrer alguno de los caminos visitados. Quedan muchos otros lugares que los sorprenderán con su riqueza natural. Paciencia, que conocer esta zona le tomará varios viajes, y mucha energía.

Gastronomía

La cocina de Pampa Hermosa es responsabilidad de Ofelia Flores y Sandra Aguirre, quienes tienen entre sus especialidades la doncella o dorado (pescados de río) en salsa de champiñones, la sopa de kión (típica de esta zona), la sopa Pampa Hermosa (a base de harina, papas, huevo y verduras) y la sopa serrana (un chupe de tubérculos andinos con muña que lo dejará encantado). Pruebe el buen ají de gallina, el lomito saltado y el asado con puré. Todos los vegetales que se preparan aquí provienen de su propia huerta (recomendamos las yucas o pitucas fritas con salsa de rocoto). Imposible pasar por aquí sin deleitarse con los helados hechos en casa (guanábana, lúcuma o fresa) y los postres: rösti de manzana, panqueques con plátano, ensaladas de frutas y arroz con leche.

Imposible terminar un día en el lodge sin probar el famoso “Tranca Hermosa”, un trago a base de aguardiente local, limón y azúcar preparado por Alex Signori Jr. que lo dejará listo para una noche de descanso pleno. ¡Salud!

Cómo llegar

Tome la Carretera Central (totalmente asfaltada) hacia La Oroya, Tarma y San Ramón, ubicado a aprox. 290 km (6 h) de Lima. Una vez allí tome la Av. del Ejército, siga hasta el colegio Juan Santos Atahualpa y doble a la izquierda hasta el puente Victoria. Luego de pagar allí el derecho de pontazgo continúe por la trocha carrozable que bordea la margen izquierda del río Oxabamba. Llegue hasta el puente Lucerna y tome la ruta a la derecha. El ascenso continúa luego por la margen izquierda del río Ulcumayo (siga los letreros con indicaciones, siempre a la derecha subiendo). El recorrido de 24 km –reservado para vehículos 4 x 4– le tomará cerca de hora y media desde San Ramón. Bienvenidos a Pampa Hermosa Lodge.

Datos útiles

Ubicación: zona de amortiguamiento de la Reserva Pampa Hermosa, anexo de Nueva Italia, San Ramón, Chanchamayo, departamento de Junín
Altitud: 1.300 msnm
Distancia: de Lima a San Ramón 290 km y de San Ramón a Pampa Hermosa Lodge 24 km (2 h)
Categoría: lodge
Highlights: naturaleza, birdwatching, avistamiento de orquídeas, flora y fauna

Contacto

Pampa Hermosa Lodge
Información y reservas: T. 225-1776, 9792-1684.
La Merced: (064) 53-1503 (Mirtha Signori)
E-mail: signori@terra.com.pe
Web: www.pampahermosalodge.com



Deja una Respuesta